Farmacia

FEFE aboga por los servicios remunerados bajo el principio de libertad de empresa responsable

Luis de Palacio explica la postura de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ante la posible instauración de servicios profesionales remunerados en las farmacias españolas. Además, advierte de lo sucedido en países de nuestro entorno, donde se han instaurado modelos de retribución mixtos que están constituyendo un fracaso.

Instaurar o no servicios profesionales en la farmacia y cómo hacerlo es un debate abierto en el sector sanitario desde hace tiempo. Según explica Luis de Palacio, secretario general de FEFE, la patronal farmacéutica aboga porque los servicios profesionales remunerados puedan llevarse a cabo pero «bajo un principio de libertad de empresa responsable». El directivo farmacéutico añade que FEFE está totalmente a favor de la iniciativa empresarial que instaure nuevos servicios, considerando que su población se los demanda, y si están debidamente estudiados y preparados.

Sin embargo, FEFE no admite, al haberse probado su fracaso en otros países, «un cambio de modelo retributivo por el que se renuncie al margen para tener un cobro por el acto profesional de la dispensación informada». El secretario general advierte de lo sucedido en países de nuestro entorno como Francia, Holanda o Portugal, donde la población ha pasado a pagar por los servicios profesionales, hecho que ha provocado un rechazo general.

«FEFE no admite un cambio de modelo retributivo que renuncie al margen para tener un cobro por el acto profesional de la dispensación informada»

FEFE ha abordado el debate sobre los servicios profesionales en diversas ocasiones, tanto en su Observatorio del Medicamento como en foros del sector. En su XIII Congreso Nacional FEFE la patronal presentó los primeros resultados de un estudio encargado a Luba Consult sobre este asunto, concluyendo que, con el sistema actual y a corto plazo, sería complicado instaurar servicios profesionales financiados por el sistema público. Así, incorporar servicios remunerados tendría claros beneficios, como reforzar el papel del farmacéutico como experto, eliminar la dependencia de la evolución negativa de los precios de los medicamentos y mejorar la percepción del paciente. Sin embargo, requeriría una reorganización de la Farmacia, más negociaciones y acuerdos entre los agentes sanitarios y estaría supeditada a la incertidumbre por la regulación discrecional a la que está sometida la rentabilidad de la Farmacia.

FEFE

FEFE

Gabinete de Prensa y Comunicación de FEFE

Añadir comentarios

Escribir un comentario

Suscríbete al boletín de la farmacia

Temáticas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies