Farmacia Noticias Sala de Prensa

Luis de Palacio, preocupado por interpretaciones erróneas que mermen la seguridad jurídica de las farmacias, ante una ley que los juristas tildan de farragosa

Madrid, 20 septiembre 2018. Los conciertos farmacéuticos deben ser considerados como contratos de concesión de servicios, según un informe de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) sobre la nueva Ley de Contratos del Sector Público, que entró en vigor el pasado mes de marzo.

El estudio, realizado en colaboración con el despacho de abogados López Rodó & Cruz Ferrer, explica que la nueva ley considera a los conciertos farmacéuticos como concesiones de servicios porque reúnen la condición esencial exigida por la regulación europea y española de que “el riesgo de explotación del servicio” sea asumido por el concesionario. La Ley ha suprimido la denominación tradicional en España de contrato de gestión de servicio público y de concierto que, evidentemente, siguen existiendo; pero ahora deberán calificarse como contratos de concesión o contratos de servicios, teniendo una diferente regulación legal.

Según explica el estudio, el riesgo de explotación del servicio es asumido por el farmacéutico titular de la oficina de farmacia, que debe explotarla como empresario persona física que responde ilimitadamente con su patrimonio, sin poder recurrir a ningún tipo de sociedad y menos que limite su responsabilidad, como sí hacen otros profesionales,.

Los riesgos del farmacéutico

El farmacéutico asume tanto el riesgo por las significativas inversiones y gastos que debe realizar a título personal como la posibilidad de que la Administración rebaje de manera significativa el precio de los medicamentos o aplique deducciones o descuentos las cantidades que viene obligada a abonar, como ha sucedido durante la recesión económica. También debe asumir el riesgo comercial de que las ventas no superen los costes de explotación.

Los contratos públicos mueven cerca de un 20% del PIB en España, por lo que la claridad en su regulación es esencial. Sin embargo, la nueva Ley de Contratos del Sector Público está causando importantes dudas entre las administraciones públicas y las empresas con las que contratan. Los conciertos farmacéuticos, celebrados entre los Servicios de Salud Autonómicos y las farmacias para establecer las condiciones de dispensación y facturación -incluidas las deducciones y descuentos a aplicar- de medicamentos y productos sanitarios con cargo a los fondos públicos, generan una facturación de 10.000 millones de euros para laboratorios, distribuidores y farmacias.

Juan de la Cruz Ferrer, Profesor de Derecho Administrativo y socio de LR&CF, explica que “la nueva Ley ha incorporado de forma prolija las categorías de las Directivas europeas, aderezándolas con un buen número de enmiendas de los grupos parlamentarios que hacen difícil entender y manejar una Ley excesivamente farragosa”. Por eso, según Luis de Palacio, presidente de FEFE, “el objetivo del informe es evitar interpretaciones erróneas de la nueva Ley, que mermen la seguridad jurídica de las farmacias, aclarando cómo quedan regulados los conciertos farmacéuticos”.

Descargar Informe

Suscríbete al boletín de la farmacia

Temáticas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies